dimanche 20 août 2017

Manifiesto de SEMEtt

SEMEtt es una estructura que reúne a investigadores de la educación, artistas, actores culturales, cineastas, juristas, economistas, informáticos, enseñantes, periodistas y miembros de la sociedad civil africana preocupados con los problemas de educación - es decir, con el futuro del continente -  estando convencidos de que el desarrollo de África pasará de manera ineluctable a través de la formación de recursos humanos altamente cualificados y dotados con un fuertísimo concepto de sí mismo



El Movimiento SEMEtt, que tiene su sede en  Dakar, ciudad que vio el nacimiento de la primera sección, tiene la intención de federar todas las competencias del continente en el campo de los medios de comunicación, la cultura y la educación, dicho de otra manera, todos aquellos que contribuyen a estructurar el imaginario colectivo, para tirar juntos en la misma dirección con el fin de impulsar la Unión Africana de los pueblos. Es urgente, sobre todo para la juventud, romper con una cierta apatía y movilizarse para hacerse cargo  del destino continental.

Así pues, SEMEtt, que es, ante todo, un think tank, es decir, un foro de reflexión para desbrozar vías innovadoras hacia la construcción de los Estados Unidos de África, quiere ser también no sólo el crisol de recuperación de todas las buenas iniciativas, dondequiera que vengan de todo el mundo - siempre que sean positivas para el continente - pero aun y sobre todo una organización activista apta para actividades de promoción y concienciación capaz de ganarse la adhesión de los responsables.

En efecto, debemos aprender a estar juntos. La voluntad común de la vida en común africana no saldrá de la nada. La unidad cultural de África no se constata sino que se construye. Y, más allá de la diversidad de culturas, nacida de una implantación local diferenciada, o sea, diferentes retos que asumir, el zócalo de una África unida mentalmente, es decir, que tiende hacia la misma finalidad, existe, sin lugar a dudas,  en la continuidad del bloque geográfico, la similitud de la trayectoria histórica y los  intercambios multiformes multiseculares.

Los pueblos que ganan son los que creen en ellos, convencidos de llevar, como un sacerdocio, un destino que cumplir. Esta convicción no nace ex nihilo. Es el fruto de  valores y actitudes transmitidas en el proceso educativo en su sentido más amplio, con, como componentes esenciales, la enseñanza-aprendizaje, el tratamiento directivo de la información y el compromiso maduro de las producciones culturales y artísticas. El fatalismo inhibidor y el complejo de inferioridad de hoy en día son productos de la Historia. La Historia debe encargarse de darles buena cuenta.


(Translation: Guillermo Sintes Diaz)
12.08.2017

Articles les plus consultés